Esto no es como empieza …. sino como acaba !!!!

Ya desde hacía una semana, como dice el Pastor, veníamos «barruntando» la crónica de una muerte anunciada. Grandiosa ruta preparada para el día de Andalucía, 28 de febrero. Coche de apoyo, 4 avituallamientos, «Director de Prueba«. Como bien digo, todo preparado, pero la meteorología ya nos llevaba anunciando nevadas y lluvias copiosas en nuestra partida. No obstante, a las 7:30, y tras más de 15 minutos de llamadas y «guasapeos», Roger y yo nos vamos para el punto de encuentro chanatero. A las 7:45 aparece el coche de apoyo, pilotado por el Director de Prueba, apoyado por Jaur y Romu, y se llevan hacia el Parque Eólico a Paco Reyes, Manu, El Pelusa, Guille y Antonio Martínez, que deciden que para una ruta tan larga, mejor se quitan los primeros 16 kilómetros de subida.

Mientras tanto, Fran y Silvia hace un rato que han salido con el tándem. A las 8 salimos el grupo más tranquilo formado por Dana, Viciana, Majano, Fofi, César, 2 ciclistas más y yo, y al pasar la Envía, nos empieza a llover. Nos paramos a ponernos los chubasqueros y aprovecho para llamar a Roger que todavía estaban abajo y me comenta que «palante», que abajo no llueve nada ….y al poco, Fran y Silvia que se dan la vuelta y deciden que no están tan locos.

A las 8:30 aproximadamente, el grupo más fuerte sale, y en total, entre todos, estamos 36 «locos». Con la gente del Parque Eólico no se puede contactar porque no hay cobertura …. Seguimos subiendo, y a los 10 kilómetros, «calados» hasta los huesos, nos cruzamos con Antonio Martínez, que bajaba del Parque Eólico a recoger el coche para empezar a subir a recoger gente. Aviso a mis compañeros de grupo para que esperen en la Parada del Pastor y me voy con Antonio Martínez para abajo a por los coches.

A los pocos kilómetros nos encontramos al grupo fuerte, que bajo un inmenso aguacero nos dicen que cojamos sus coches y nos vayamos para Canjáyar, al cortijo del Pastor donde pararemos, y daremos por concluída la ruta y comeremos algo.

Llegamos a casa de Antonio Martínez como «sopas», su mujer nos mira con cara de «alucine» … y no dice nada. Nos secamos, y Yayo me recoge y me lleva a casa, donde me ducho y vuelvo a la vida ….

Mientras tanto, los que estaban en el Parque Eólico, para no morir de frío, se deciden a ir hacia la Chanata, donde les ha caído una nevada de dos pares de coj….. Las fotos hablan por si solas … ha sido una pasada. Yayo llega a recogerlos y también le cae una nevada importante.

En otro lugar de la ruta, el amigo Viciana se lía la manta a la cabeza y si por poco no lo cuenta. En lugar de esperar en la Parada del Pastor, se decide a seguir hasta el Parque Eólico …. ha llegado, pero a qué precio …. a un «tris» de la hipotermia. Lo recogen, contra su voluntad, bajando en el coche de apoyo.

El grupo fuerte, al llegar a la Parada del Pastor, viendo lo que se les venía encima, se dan media vuelta y bajan de nuevo al comienzo de la ruta, donde se opta por cambiar del Plan B al Plan C: lo mismo que el Plan B, pero en casa del Majano, en Roquetas.

En definitiva, a las 11:00 de la mañana estábamos bebiendo vino, comiendo bocadillos con habas y tocino, en casa del Majano para entrar en calor. Hemos ido llegando todos, y a las 13:00 horas hemos comenzado a preparar las migas con pimientos y rábanos, pastelitos del Mercadona de postre junto con unas licores cortesía del Majano, que como siempre nos abre su casa igual que su corazón …. a lo grande.

Una vez más, una ruta increíble (de lo corta y pasada por agua y nieve), pero una vez más, y como siempre, lo mejor es la compañía …. porque como siempre digo y diré …. «Esto no es como empieza ….. sino como acaba» !!!!!

Aquí os dejo un enlace a algunas de las fotos de hoy y al vídeo de Guille !!!!

G.R. fallida – 28/02/2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *